ArgentinaNoticias

La revista científica The Lancet publicó hoy los resultados de los estudios intermedios de los ensayos de fase 3 de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia, que arrojaron una eficacia del 91,6% en la prevención del coronavirus.

El análisis incluyó datos de 19.866 voluntarios que recibieron tanto la primera como la segunda dosis de la vacuna Sputnik V o placebo. En el punto de control final hubo 78 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 62 se presentaron en la rama placebo y 16 entre las personas que recibieron la vacuna.

Además, la Sputnik V proporcionó “una protección completa contra casos graves“, según la publicación.

La eficacia en el grupo de 2.144 voluntarios mayores de 60 años fue del 91,8%  y no difirió estadísticamente del grupo de 18 a 60 años. En relación a la seguridad, la mayoría de los eventos adversos (94%) fueron leves e incluyeron síndromes similares a la gripe, reacciones en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y astenia.

Por otra parte, “no hay eventos adversos graves asociados con la vacunación“, según lo confirmado por el Comité de Monitoreo de Datos Independiente, ni tampoco se presentaron “alergias fuertes ni shock anafiláctico”.

La Sputnik V ya está registrada en 16 países y se espera que la semana próxima esta cifra ascienda a 25. Además de en Rusia, se produce en India, Corea y Brasil. A la brevedad comenzará también la producción en China y varios países más están interesados en sumarse, entre ellos, la Argentina. Al momento son cuatro las vacunas que publicaron estudios de Fase 3: Sputnik V,  Pfizer/BioNtech, Astra Zeneca y Moderna.

En un comunicado distribuido por el Instituto Gamaleya, su director, Alexander Gintsburg, dijo que esta fórmula genera una sólida respuesta inmunitaria humoral y celular. “La publicación de los datos, revisados por pares a nivel internacional, con los resultados de los ensayos clínicos del Sputnik V es un gran éxito en la batalla global contra la pandemia de COVID-19. La seguridad y la alta eficacia de la vacuna rusa se demuestran con los sólidos datos científicos presentados. Ya se han creado varias vacunas basadas en adenovirus humanos y esta herramienta es una de las más prometedoras para el desarrollo de nuevas vacunas en el futuro”.

 

Fuente: Agencia Télam / Revista The Lancet

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: