A pesar de que se autorizaron las reuniones de menos de 10 personas al aire libre, los riesgos de transmisión siguen vigentes y las personas asintomáticas también pueden contagiar COVID-19. ¿Cuáles son los ambientes y las actividades que mayor riesgo representan?

REUNIONES POR TIEMPO BREVE CON USO DE TAPABOCAS

Las reuniones con utilización de tapabocas en un período de tiempo breve implican diferente tipo de riesgo (mayor, medio o bajo) de acuerdo a la cantidad de personas que participan y la actividad que realizan. El riesgo de contagio no es el mismo, por ejemplo, al hablar, cantar o simplemente estar callado.

REUNIONES POR TIEMPO PROLONGADO CON USO DE TAPABOCAS

La cantidad de tiempo que uno comparte con otras personas es fundamental para reducir o ampliar el riesgo de contagio del virus; los especialistas coinciden en que más de 15 minutos en un lugar cerrado incrementa el riesgo de transmisión. También afecta la variable si el ambiente está bien ventilado, mal ventilado o directamente la reunión es al aire libre.

REUNIONES POR TIEMPO BREVE SIN USO DE TAPABOCAS

Como bien se puede ver en el gráfico a continuación, los riesgos de contagio de COVID-19 cuando las personas se reúnen sin tapabocas se incrementan de manera sensible (ver los cuadros en color rojo). Aún en espacios con baja ocupación, es decir con pocas personas juntas, algunas actividades específicas aumentan el riesgo, como así también la ventilación que hay en el lugar.

REUNIONES POR TIEMPO PROLONGADO SIN USO DE TAPABOCAS

Esta combinación de factores es la que mayor riesgo de contagio del virus COVID-19 genera. Como se puede ver en el gráfico, cualquier actividad compartida entre varias personas como hablar, gritar, reír o cantar, en espacios bien o mal ventilados, genera un alto riesgo de transmisión del virus.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: