1. 42-85
  2. 42-86

APRESURADO

Se demostró que durante el brote de SARS (causado por el virus SARS-CoV-1), hubo transmisión fecal-oral del virus. La generación de aerosoles del sistema de desagüe de un edificio provocó la infección de individuos de plantas inferiores a las de una persona infectada con SARS-CoV-1. Hasta el momento, se sabe que los individuos con COVID-19 son capaces de liberar el virus en las heces. Por lo tanto, en muchos países (incluido Argentina) se lleva a cabo la vigilancia epidemiológica analizando la presencia del virus en aguas cloacales para determinar posibles focos de infección. Sin embargo, aún no se determinó si las partículas virales en aguas residuales son capaces de infectar. Esto sí se pudo precisar en otros coronavirus, donde se demostró que el 99,9% deja de ser infectivo entre 2 y 3 días al mantenerse a 23°C en aguas residuales.

Para poder determinar si es posible el contagio mediante la vía fecal-oral, se estudiaron las células del tracto gastrointestinal. Se encontró que las células del intestino delgado poseen ACE2 que es la “puerta de entrada” del virus a las células, por lo que podría considerarse otra vía de ingreso. Esto se ve reforzado por el creciente reporte de síntomas gastrointestinales. Por este motivo, diarrea y vómitos fueron incluidos como síntomas a la definición de caso de COVID-19. A pesar de todas las evidencias mencionadas, aún no se ha comprobado si hay contagio de SARS-CoV-2 por vía fecal-oral. El contagio por la vía fecal-oral podría darse por ingerir o utilizar para lavar agua no potable, contaminada con heces. También, como ya se reportó con SARS-CoV-2, podría ocurrir por inhalación de aerosoles de aguas residuales, generados por la descarga del inodoro. Existen muchas otras enfermedades de transmisión fecal-oral, por lo tanto se recomienda incrementar los cuidados más allá de esta pandemia. Las medidas concretas incluyen: beber agua potable, o de no tener acceso a la misma, hervirla o potabilizarla con lavandina antes de ingerir (5 gotas de lavandina 25 g/L por cada litro de agua y dejar reposar por 30 minutos); desinfectar los alimentos que se consuman crudos; lavarse las manos con frecuencia; si convivís con una persona con COVID-19, realizar la descarga del inodoro con la tapa baja; y desinfectar el inodoro luego de su utilización.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: