En un discurso público, la Organización Mundial de la Salud sostuvo que “el personal sanitario paga un alto precio con su salud” en esta pandemia y lanzó un plan para mejorar la protección de todas las personas que trabajan en salud.

Según los datos presentados por la OMS, en la gran mayoría de los países la tasa de infectados representa el 3% de la población, mientras el porcentaje ronda el 14% si se analiza específicamente al personal sanitario.

El covid-19 ha expuesto al personal sanitario y a sus familias a un nivel de riesgo sin precedentes”, indicó la Organización Mundial de la Salud. Según la propia organización, esa estadística alcanza el 35% en algunos países.

El plan, que consta de cinco puntos, aconseja desarrollar programas nacionales para proteger y garantizar el equipamiento del personal sanitario, así como evitar la violencia en el lugar de trabajo y mejorar el bienestar psicológico.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: