En diversas notas de medios digitales se afirmó que seis voluntarios en los ensayos de Fase III de la vacuna de Pfizer-BioNTech murieron, sugiriendo que dichos decesos fueron consecuencia de la vacuna.

¿Por qué es falso?

Ni la vacuna contra el nuevo coronavirus de Pfizer-BioNtech ni ninguna de las que tienen la aprobación de emergencia o están en proceso de aprobación reportó muertes causadas por la vacunación. En todo ensayo clínico, luego de que a los participantes se les administra la vacuna o el placebo (algo que no tiene efecto que se usa como control), las personas continúan con su rutina normal y deben informar cualquier evento o síntoma que sufran. Todos estos eventos se registran y se investigan para evaluar si están asociados o no a la vacunación. Pfizer-BioNtech publicó la información de los efectos adversos de los 43.252 participantes del ensayo clínico de Fase III para la vacuna contra el nuevo coronavirus. Se informó que fallecieron seis participantes del ensayo clínico, pero estas muertes fueron por causas naturales que no se relacionaron con la vacunación. Cuatro de los participantes fallecidos pertenecían al grupo placebo o control (que no recibió la vacuna) y dos al grupo que recibió la vacuna. Además, no se reportaron muertes asociadas a la enfermedad COVID-19 en los grupos vacunados. Hasta el momento, tampoco hubo eventos que provocaran la interrupción del ensayo. El reporte de seguridad de todas las vacunas hasta el momento se basa en las fases I y II así como en los resultados preliminares de la fase III que aún no concluyó. Sin embargo, la vigilancia de la seguridad de la vacuna continúa durante 2 años después de la administración de la segunda dosis para todos los participantes.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: