Fake News

En un video y fotos de su perfil de Facebook, un médico asevera que, para los adultos mayores de 60 años, la segunda acción efectiva luego del lavado de manos para evitar contraer COVID-19 es hacerse gárgaras de sal. “La segunda acción es fácil, es mucho más sencilla que la primera, es la más rápida, la más económica, la más sencilla, la más barata. Es que usted tiene que hacer gárgaras de sal, ya que el cloruro de sodio mantiene la garganta húmeda y en salmuera, libre de cualquier virus.”

¿Por qué es falso?

Las evidencias científicas publicadas en la prestigiosa revista Nature indican que es altamente improbable que el nuevo coronavirus causante de COVID-19 surgiera de la manipulación humana.

La familia de coronavirus puede rastrearse hasta hace mil años atrás y, si bien la actual es una cepa nueva, las características de su material genético respaldan que tiene un origen natural y no artificial.

Al igual que otros virus denominados zoonóticos, este también es capaz de “saltar” naturalmente de animales a humanos, como sucedió en las epidemias de SARS-CoV en 2003 y MERS-CoV en 2012 (otros miembros de la familia coronavirus).

Esto llevó a múltiples estudios (se destaca uno de 2007) a alertar sobre los peligros de un reservorio de coronavirus en murciélagos y el consumo de animales exóticos como una “bomba de tiempo” en China, reforzando la idea de un origen natural del virus.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: