Fake News

Noticias difundidas en redes sociales aseguran que en Italia, gracias a las autopsias que se realizaron a los pacientes fallecidos por COVID-19, se descubrió que la enfermedad no es una neumonía, sino una coagulación intravascular diseminada. Por ello, según estos mensajes virales, se estarían utilizando anticoagulantes, antiinflamatorios y antibióticos en los protocolos de tratamiento.

¿Por qué es falso?

COVID-19 es una enfermedad que presenta manifestaciones muy variadas entre los pacientes. Algunos de los infectados pueden no presentar síntomas, otros pueden presentar síntomas respiratorios leves, una neumonía viral grave o insuficiencia respiratoria, y en algunos casos puede llegar a comprometerse el funcionamiento de los órganos vitales, llevando a la muerte. Es por esto que hay pacientes que cursan la enfermedad con cuadros más severos que otros y que son los que requieren atención especializada. En algunos de estos pacientes con cuadros más severos (no en todos), se observaron alteraciones en la coagulación, que aumentarían el riesgo de contraer complicaciones. Solamente en estos casos se ha recomendado la utilización de anticoagulantes.

Las indicaciones adecuadas para sobrellevar correctamente la infección con el nuevo coronavirus dependen de las manifestaciones que tenga cada paciente y deberán ser indicadas por el personal de salud capacitado. El tratamiento con antibióticos no se utiliza para eliminar un virus (como es el SARs-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19), ya que solamente puede actuar sobre bacterias. Este tratamiento se utiliza en COVID-19 únicamente si, como complicación por la infección con el virus, se produce además una infección con una bacteria patógena.

El uso de antibióticos cuando no estamos infectados con una bacteria no está recomendado y puede ser contraproducente. Es por esto que los antibióticos sólo deben utilizarse bajo indicación. No inicies ni suspendas ningún tratamiento sin supervisión médica.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: