1. VF-Aires-16
  2. confiar-aires-17

APRESURADO

En un estudio realizado en un restaurante de China, en el que hubo un brote de infección por el nuevo coronavirus, se investigó por qué algunas personas se contagiaron y otras no. Se encontró que todos los que se contagiaron compartían las corrientes de aire, provenientes de un aire acondicionado, con una persona infectada que comenzó a mostrar síntomas al día siguiente (es decir, contagió siendo pre-sintomático). Los otros clientes y personal del restaurante, que estaban bajo las corrientes de otros aires acondicionados, no se contagiaron. Es importante destacar que cuando se revisaron los filtros de aire en los equipos de aire no se encontró al virus, y que todos los contagios fueron de personas que estuvieron al mismo tiempo con el paciente original. Esto indica que la dispersión del aire desde la persona infectada fue la causa de que se contagiaran las personas que recibieron esta corriente de aire. Y no fue por la supuesta recirculación del aire por el aire acondicionado.

Existen evidencias de que las corrientes de aire dentro de un ambiente cerrado pueden afectar la dispersión de las microgotas de saliva que contienen las partículas virales, esto no se debe específicamente al uso de aires acondicionados. En principio, cualquier fuente de corriente de aire, como un ventilador, podría tener un efecto similar. No hay evidencias de que la temperatura o la humedad del ambiente puedan afectar la tasa de contagio.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: