Fake News

En una noticia publicada en un diario de nuestro país, se asegura que realizar ejercicio físico puede ser clave para evitar la infección por el nuevo coronavirus. Incluso afirman que las personas con COVID-19 que practican ejercicio físico podrían cursan un cuadro más leve que aquellas que no lo hacen.

¿Por qué es falso?

Un estudio de la Universidad de Virginia de EEUU planteó que el ejercicio físico puede prevenir la severidad del síndrome de dificultad respiratoria que se presenta en algunos casos de COVID-19. Esto no implica que reduzca las chances de infectarnos con el nuevo coronavirus, sino que se postula que podría reducir las complicaciones asociadas a la enfermedad.

Según este estudio ciertos componentes con propiedades antioxidantes que liberan los músculos al hacer ejercicio podrían proteger a los tejidos ayudando a prevenir distintas enfermedades. Sin embargo, esto no fue probado con lo cual, hoy en día, sólo es una asociación. Sin embargo, el ejercicio físico realizado de manera regular trae muchos beneficios: las personas ejercitadas suelen padecer menos comorbilidades como obesidad, mejor salud cardiovascular y capacidad pulmonar, entre otras.

También se ha visto que trae beneficios frente a los estados de ansiedad o depresión. Es por esto que se recomienda que todas las personas de cualquier edad y capacidad física se mantengan lo más activas posible dentro de sus posibilidades durante el confinamiento, con cuidado de no sobreexigir al cuerpo para evitar lesiones. Hay que tener en cuenta que el hacer ejercicio puede ser útil en este momento, siempre y cuando no implique un mayor riesgo de contagio, ya que de lo contrario resultará más perjudicial que beneficioso.

Por esto es que debemos llevarlo a cabo siempre manteniendo la distancia adecuada con el resto de las personas (al correr debe ser mínimo de 5 metros) y cuidándonos de no infectarnos por el uso de posibles superficies contaminadas.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: