El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó esta semana el cierre de las escuelas en los lugares críticos de la ciudad por el gran aumento de contagios de coronavirus que se registraron durante la última semana.

El funcionario acusó a los gobiernos locales de no haber hecho lo suficiente en los 20 códigos postales del estado donde se han registrado fuertes rebrotes. Hizo referencia especialmente a Brooklyn y Queens, como también a algunas zonas de Rockland y Orange. Allí, la tasa de tests positivos se sitúa por encima de 3% desde hace siete días.

“Las escuelas en los puntos calientes fuera de la ciudad de Nueva York permanecerán abiertas por ahora. Allí no tenemos el mismo nivel de problema”, dijo Cuomo. La medida alcanza tanto a las escuelas públicas como a las privadas.

Cuomo también ordenó que las instituciones religiosas deben suspender las reuniones masivas y hacer cumplir las normas. En esa línea, durante la conferencia de prensa del lunes, manifestó que en los últimos días registraron reuniones de hasta mil personas.

El plan prevé también el cierre temporario de todos los comercios no esenciales, incluidos los restaurantes, que reabrieron en Nueva York el 22 de junio para entregas y servicio fuera del local. Pero Cuomo no dispuso, por ahora, cerrar los restaurantes de esos barrios y pidió afectar puntos más específicos dentro de las zonas dispuestas por la alcaldía.

Fuente: AFP

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: