El MundoNoticias

China aisló hoy más zonas de Beijing y restringió el uso de transportes públicos por un brote de coronavirus que ya infectó a más de 100 personas,  en un país que parecía haber contenido la enfermedad. Esto representa una señal de alarma mundial mientras Europa, Estados Unidos y América Latina siguen con reaperturas y flexibilizaciones del aislamiento.

La capital de China cerró todas sus escuelas, aisló más zonas residenciales y redobló las pruebas de detección del nuevo Coronavirus en un intento por contener el mayor brote de la enfermedad en el país en dos meses. Por otra parte, los especialistas aseguran que la cepa involucrada podría ser más contagiosa que la que inició la pandemia en Wuhan.

Las autoridades de Beijing informaron 27 nuevos casos de transmisión local en las últimas 24 horas,  y así suman 106 los contagios desde que el viernes pasado se detectara un brote en el mercado más grande de la ciudad. Tras este episodio, el lugar fue cerrado y obligó a frenar la vuelta a la normalidad, en un país que parecía tener el virus bajo control.

La prioridad ahora está puesta en impedir que el virus llegue a otras ciudades, por lo que se dispuso que las personas consideradas de alto riesgo –es decir, contactos cercanos con personas positivas para COVID-19- tienen prohibido abandonar Beijing.

El gobierno municipal aumentó hoy la emergencia por el coronavirus al segundo mayor nivel, por lo que, entre otras medidas, las comunidades de vecinos volverán a comprobar la identidad y el estado de salud de los residentes, y a tomarles la temperatura.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: