Se trata de un fármaco que desarrolla la Universidad de Oxford con el laboratorio AstraZeneca.  Argentina y México serán los países latinoamericanos que producirán entre 150 y 250 millones de dosis de una vacuna contra el nuevo coronavirus y se estima que estará disponible en el primer semestre de 2021.

Argentina y México fueron los dos países latinoamericanos elegidos para realizar la producción de la vacuna desarrollada en Oxford contra el nuevo coronavirus. El anuncio tuvo lugar hoy en Olivos: lo hicieron el presidente, Alberto Fernández, el Ministro de Salud, Ginés González García, y la secretaria de acceso a la salud, Carla Vizzotti. 

Esta vacuna estará a demanda de los gobiernos latinoamericanos a excepción de Brasil, que realizó un acuerdo con otro desarrollo, durante el primer semestre de 2021. “Es un emprendimiento privado que cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Slim; esto lo convierte en un proyecto sin fines de lucro, y hay que celebrarlo. Será una vacuna sin ganancias ni rentabilidad que costará entre 3 y 4 dólares cada dosis”, explicó en el anuncio Alberto Fernández.

En Argentina, AstraZeneca eligió al laboratorio mAbxience para ser el productor del reactivo de la vacuna, es un reconocimiento a la calidad de los laboratorios argentinos. México será el encargado de envasar la vacuna y completar la etapa final del proceso de producción.

Este fármaco es uno de los que se encuentra en la fase 3, que es la etapa previa a ser aprobada por las autoridades regulatorias de cada país. Según  una publicación de la revista científica The Lancet, “demostró ser segura para el sistema inmunitario y haber producido anticuerpos contra la Covid-19”. 

Del total de vacunas a producir, el gobierno informó que unas 22.400.000 de dosis serán destinadas a personal de la salud y seguridad, adultos mayores y personas en grupos de riesgo. Además, dijo que este acuerdo pone a la Argentina en “un lugar de tranquilidad” porque “podrá contar con la vacuna en un tiempo oportuno y en cantidad suficiente”

Este acuerdo va a permitir un acceso oportuno y eficiente de la vacuna para todos los países de la región. Será entre 6 y 12 meses antes de lo previsto, tiempo en el que no hubiéramos podido acceder sin este acuerdo”, añadió el presidente.

Por otro lado, Fernández se refirió a la carta enviada al presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien en los últimos días anunció el desarrollo de una vacuna. “A Putin le plantee lo mismo que plantee en el G20: socializar la vacuna. El proyecto de AstraZeneca tiene ese objetivo. Lo que queremos es que los argentinos cuanto antes puedan inmunizarse del riesgo de contagio“, expresó en la conferencia de prensa.

El presidente reforzó además la idea de que esto es “un gran alivio para el futuro, pero no una solución para el presente”. En este sentido, Fernández agregó que hasta que no esté disponible la vacuna, la conducta ciudadana y social de seguir cuidándonos permitirá mantener bajo control del sistema sanitario la cantidad de contagios.

Otras Publicaciones
Compartir esta publicación: